martes, 19 de junio de 2007

Visita en prisión

Shahi visitó el domingo a Karim Amer en prisión. Esta es la traducción del relato que me ha mandado por email.

"Acabo de volver de un día largo y duro. Fui a visitar a Karim en la prisión de Borg El Arab, a 20 km de Alejandría, y gracias a Dios tras seis horas de trámites pude verlo y hablar con él, precisamente hoy que era su cumpleaños. Llegué a Borg el Arab a las 9 y pude verlo a las 3 pm, estuvimos juntos 30 minutos o menos.

Para mi ha sido una experiencia totalmente nueva y puedo decir que horrible. No he podido dejar de pensar que si para mí ha sido duro estar allí sólo unas horas, como será para Karim que lleva allí seis meses.

Antes de ir a este sitio, decidí ser paciente y callarme hasta que lo viera. Los trámites en prisión empezaron con una inspección de mi bolso. Me dijeron que dejara el móvil y cualquier aparato eléctrico que llevara y entonces esperé en lo que parecía una cola, pero no lo era. Cuando llegó mi turno, el tipo de seguridad me preguntó si era egipcia, le dije que sí, por supuesto, y le di mi carnet de identidad. Entonces me preguntó el nombre del prisionero y cuál era mi relación con él. Dije Abdel Karim Nabil Soliman y que era la hija de la hermana de su madre y, como es habitual, preguntó por la acusación de Karim. Repliqué que había olvidado qué hizo Karim para estar en prisión, su acusación es demasiado estúpida para recordarla (Sí, insultar a Mubarak y el Islam). Me tomó un tiempo contestar, pero le dije: "Karim escribió algunos artículos en Internet y por eso está en prisión". No me entendió, así que dijo: "Ha". Otro tipo de seguridad que estaba allí y nos oía dijo: "Sí, es un comunista" (para quien no lo sepa, comunista entre los egipcios se refiere a una persona que no cree en Alá, es la acusación que se utilizó en los 60s contra la oposición). El tipo de seguridad escribió esto en un papel y como parecía enfadado tuve que confirmar que Karim es un comunista y escribió cosas malas... tuve que hacerlo para poder verlo. Me callé la boca y me lo tomé con calma, y gracias a Dios no tuve problemas. Esperé durante horas con otros familiares de prisioneros, algunos parientes de presos islamistas. La visita se dividió en tres categorias: presos políticos, presos bajo investigación y, finalmente, los condenados a más de seis meses de prisión (Karim está en esta última categoría).

Finalmente, llamaron los nombres y el de Karim estaba al final. Caminé con los otros hacia otra inspección, y aquí una mujer nos revisó los bolsos de mano y a las mujeres nos pasó las manos por todo el cuerpo, de los pies a la cabeza (no muy agradable la inspección). Después, en una habitación muy grande donde todo el mundo aguardaba llegaron los prisioneros unos a uno. Vi a Karim, estaba sonriéndome. Hablamos en ese sitio tan ruidoso. Intenté que hablara él todo el rato. Está bien, pero evidentemente no está contento. Tiene muchas esperanzas en que nosotros, los que estamos fuera, podamos ayudarlo a ser libre otra vez. Realmente depende de nosotros. Me escribió una carta cuando estaba en prisión pero no la recibí. Me dijo que quizá a ellos no les gustó lo que escribió y no la mandaron.


Me dijo que la última vez en el tribunal un policía lo pegó con dureza y lo filmó con un móvil, y que hace unos días, después de que escribiera a su abogado (Gamal Eid) pidiéndole que lo publique en un periódico, el administrador de la prisión lo despertó a las 2 de la madrugada y lo dejó tres horas de pie, entre las 5 y las 8 am. Después, esos tipos horribles vestidos de civiles pegaron con palos de madera a los prisioneros para que volvieran a las celdas.

Dejé a Karim, diciéndole que sea fuerte y que piense que estamos con él. "

1 comentario:

Rodrigo dijo...

Oi, achei teu blog pelo google tá bem interessante gostei desse post. Quando der dá uma passada pelo meu blog, é sobre camisetas personalizadas, mostra passo a passo como criar uma camiseta personalizada bem maneira. Até mais.